27 enero 2008

El amor en los tiempos del cólera



Luego de ver esta película, es inevitable hacerse esta pregunta, ¿Cuánto esperaría uno por el amor de su vida? ... no es la primera vez que nos la hemos hecho... éste es uno de esos temas fundamentales que todo ser humano trata de resolver en su interior. La historia es limpia, transparente... no hay buenos ni malos... sólo seres humanos atrapados por el amor...

De lo que he podido captar, existen tres posiciones bien marcadas sobre este tema:

Los que tratan de racionalizar el amor... Sienten que deben controlar lo incontrolable, amainar ese sentimiento que los desborda y puede llevarlos a cometer locuras... todo lo que provenga de la emoción les parecerá débil, inocuo e insubstancial... en este lado se colocan el padre de Fermina Deza y el Dr. Juvenal Urbino... No son personas malas, piensan que el amor debe ser reemplazado por la estabilidad. Consideran que el amor es sólo una ilusión de los primeros años de enamoramiento, luego se apaga... que los príncipes azules y las princesas sólo existen en los cuentos de hadas.... en este contexto, sostienen que se debe aprender a ser felices sin el amor.

Fermina Deza representa aquellos que se dejan arrastrar por la vida. A pesar que intuitivamente saben que el amor es sólo uno, no son capaces de enfrentar sus sentimientos... tratan de minimizarlo... hacerse la idea que no existe, que sólo es una ilusión... algo fantasmal producto de una emoción juvenil.

Al otro extremo están los Florentino Ariza, personas con alma de poeta para quienes el amor es la razón de su existir... no importa las dificultades, la distancia, ni el tiempo, ni la muerte porque el amor es inmortal y trasciende todo lo material.

Hay amores - Shakira



La película está buena, pero ojalá puedan leer el libro... es excelente. Al llegar a estas líneas, se habrán dado cuenta que comulgo con los Florentino Ariza... y me alegro que este sentimiento sea compartido por miles de seres humanos... no por nada, escritores como Goethe, Stendhal, Victor Hugo, Tolstoi... y muchos escritores de todas las épocas y nacionalidades , han escrito sobre el tema. El amor siempre ha sido el motor de la humanidad... el amor de madre, el amor de Jesús, el amor de la pareja... el amor en todas sus dimensiones domina nuestra existencia. El ser humano es amor.

Lorenzo Daza, papá de Fermina, busca a Florentino para amedrentarle y desistiese de enamorar a su hija... Se encontraron los dos para hablar y Lorenzo, abriendo su chaqueta para mostrarle una pistola le dice: “No me fuerce a pegarle un tiro”.
Florentino le mira fijamente , sin perder el aplomo, abre su chaqueta, le señala su corazón y le dice: “Péguemelo (...) No hay mayor gloria que morir por amor”.



3 comentarios:

Ticki dijo...

Juank, yo leí el libro y es muy bonito, pero en la ficción funciona muy bien, pues no creo que haya alguien capaza de esperar 51 años a alguien, y no hacer su propia vida.
Juank como amiga tuya, sólo si te pasase algo parecido, no se te ocurra convertirte en Florentino Ariza ok, ponle una fecha de vencimiento a "Fermina Daza" y si no se decide, busca a otra persona con la que puedas ser feliz y hacer tu vida ok, tu te lo mereces.

goloviarte dijo...

hola,me gusta tu blog y por eso te invito a participar en mi blog directorio y de votaciones
http://aquiestatublog.blogspot.com
te darás a conocer un poco mas y podras votar por alguno,y si tienes estres mira un poco de publi,relaja,
voy de blog en blog,escogiendo ,pero si crees que es spam,te pido perdón y disculpas
soy un particular que se ha metido en esta aventura,no una empresa

Anónimo dijo...

Ajá, estoy de acuerdo con lo que dice Ticki, no creo que valga la pena pasarse la vida entera esperando a alguien ... la vida es tan corta y tan frágil que es mejor fijarse en alguien más "material" digo más realizable, más "cerca del alcance" y que realmente te aprecie y quiera vivir una aventura juntos.