02 septiembre 2007

El Tigre y la Nieve... más


Una buena película tiene una buena introducción, un buen final y ...claro... buenos temas musicales. Este es el caso de El Tigre y la Nieve que comenté en un anterior post... aquí la intro de este buen film:



Vittoria: "Atilio, oh, Atilio de Giovanni, yo canto tu nombre, palabra que me abre las puertas del paraíso, no te perderé nunca, lo quieren los dioses. Cuando me besas, son tan briosos los caballos del apocalipsis... y si pienso en tu cuerpo... menudo y vago, me entra un mareo pasajero. Tu divinidad masculina asciende al cielo. Eres hermoso, tú, girasol enloquecido de luz, cada vez que tus ojos se levantan se enciende el firmamento.
Amigos... aquí tenemos la Tierra como una madre que amamanta su criatura más bella. Oh amor, cada cosa está al límite de la emoción.. desde mi garganta, las estrellas se alzan mi palabra como una cometa de oro... Te amo.. quiero hacer el amor contigo ahora.

Atilio: "Este es el discurso más hermoso que he oído en toda mi vida"


Algunas críticas que se le han hecho a este film no me parecen justas. Por ejemplo, se refieren a Nicoletta Braschi como una actriz inexpresiva que no comunica ningún sentimiento. Imagínense a una esposa tan expresiva como el marido, sería terrible. Ella le da ese aire solemne, cuerdo, dulce... permite que la historia tenga el toque de veracidad necesaria... en ella recae la parte dramática del mundo begniniano.

Otra crítica es que el manejo de la historia de Fuad es pobre y que su posterior suicidio no ha sido bien explicado. Pienso lo contrario... desde el inicio tenemos a un Fuad comprometido con la conciencia de libertad de pensamiento.. un iraquí que observa los acontecimientos de su país con alma de poeta...al igual que Atilio, odia la guerra, no entiende porque los seres humanos se matan unos a otros. Sin embargo, Fuad muestra la otra salida... es una buena persona, tiene buenos sentimientos... pero su pensamiento va por otra parte... cree que el ser humano inicia las guerras porque como empezó solo, quiere terminar solo... le dice a Atilio que después de esta vida no hay nada... al igual que el doctor, piensa que Vittoria ya no tiene salvación... Fuad no tiene esperanza, y aquí esta la diferencia fundamental con Atilio. A pesar que se deja arrastrar por la personalidad de este loco italiano que nunca pierde la esperanza... Fuad le ha perdido la fe a la humanidad... y opta por el otro camino, el suicidio... Atilio, al ver colgar el cuerpo de su amigo... no entiende el porqué, le pregunta qué has hecho... porque sabe que siempre hay una esperanza, y que solo la muerte no tiene solución.

Aquí les dejo con la interpretación del fondo musical de la obra:

Tom Waits - You can never hold back spring




2 comentarios:

Anónimo dijo...

MUY BUENO TU PUNTO DE VISTA EXCELENTE TU CRITICA ES LA QUE MAS ME AH GUSTADO Y LA QUE MAS VA DE ACUERDO A LA JOYA DE PELICULA QUE ES EL TIGRE Y LA NIEVE

Sajara Puca dijo...

hermoso..cuando escuche esa parte,,me fascino tanto que la copie en mi cuaderno,,y tom wait,,,hermoso